San Miguel Arcangel

Óleo sobre lienzo.
Medidas: 74 x 104 cm.
Tema: San Miguel Arcángel.
Autor:  Anónimo.
Época:  S. XVIII.

ESTADO DE CONSERVACIÓN

El cuadro presenta una tela de lino tipo intermedio reentelada con otra de similares características.  Se aprecian rotos pequeños repartidos por toda la obra.
Intervenciones anteriores: Reentelado.

El cuadro muestra faltas donde se dan los rotos del soporte, grietas y levantamientos. La zona central presenta faltas en sentido horizontal provocadas por las tensiones de humedad relativa del travesaño central, o de un bastidor anterior.
La mayoría de los puntos amarillos que exhibe la fot. nº  3  son estucos de la última intervención.
Todo el cuadro muestra trazos en tonos más oscuros que el original, sobre estucos anteriores, y zonas originales. Fotos 7, 13 y 16. También se nota un limpieza exagerada en el rostro de la figura.
La capa superficial  exhibe acumulación de suciedad, y barnices oxidados.

TRATAMIENTO REALIZADO

La obra tiene suficiente rigidez gracias a la última intervención. El bastidor es móvil y de medida adecuadas.
El tratamiento comenzó con un sentado de color que nivelase las grietas y corrigiera los levantamientos.
Una vez terminado el proceso de conservación, empezamos con una limpieza de barnices oxidados y suciedad.
Al eliminar este último estrato, quedaba patente la diferencia de tono de los repintes aplicados con las zonas circundantes originales. Por este motivo se retiraron todas las reintegraciones anteriores a base de pigmentos al barniz. Las fot. nº  3, 9 y 10 muestran el estado de la obra al eliminar los barnices oxidados y los estucos anteriores (con un ligero tono amarillo), junto con los aplicados en este proceso y que es necesario reintegrar pictoricamente (en tono blanco).
La nivelación de lagunas se realizó con un aparejo a base de yeso mate y cola animal, similar al original, adhiriendo  injertos de tela tipo intermedio en aquellas zonas donde faltaba soporte. Fot. n  9 y 10.
La reintegración se llevó  a cabo con materiales reversibles como acuarelas y pigmentos al barniz, siguiendo las pautas y criterios internacionales.
Finalmente se barnizó  la obra para recuperar los tonos originales y como medida protectora de cara al futuro.
Después de observar el cuadro detenidamente, no se pudo encontrar firma alguna que pudiera identificar al autor de la obra.